jueves, marzo 25, 2010

Pinocchio

CAPITULO IV
De lo que sucedió a Pinocho con el grillo-parlante, en lo cual se ve que
los niños malos no se dejan guiar por quien sabe más que ellos.

5 comentarios:

illot dijo...

Qué bueno!!

Yolanda dijo...

que pinocho mas majete, aunque el grillo no me da confianza. jejeje
¡que tio!*

(*osea: que bueno)

sobri dijo...

El grillo es la conciencia, Pinocho no la tendrá tranquila... será, será...jejejee.

serra dijo...

qué chulo este pinocho!
por cierto tu web se sale.

Piartes dijo...

Qué guapo este pinoccio, se ve hasta la madera de Pino. Es genial. Saludos.